Tengo un grave problema familiar. Yo soy Español, y mi mujer Alemana, estabamos viviendo en Sitges hasta hace dos semanas con una hija menor en común, hasta que en vacaciones nos peleamos y ella se fue a casa de sus padres en Alemania, llevándose a mi hija de 3 años. Ahora mi mujer, me dice que se quiere quedar allí con la niña. Que tengo que hacer para que mi hija vuelva a vivir en Sitges conmigo?

LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS PRETENDE OBLIGARME A CEDER MI PATIO INTERIOR, DE LUCES, CUYO USO PRIVATIVO TENGO CONCEDIDO EN MI ESCRITURA, PARA INSTALAR UN ASCENSOR EN LA FINCA. TENGO DERECHO A NEGARME.
noviembre 10, 2015
TENGO VARIAS FACTURAS DE CLIENTES IMPAGADAS Y EL GESTOR ME DICE QUE TENGO QUE PAGAR IGUALMENTE EL IVA. NO SOLO NO DISPONGO DEL DINERO SINO QUE ENCIMA TENGO QUE ADELANTAR EL IVA DE MIS DEUDORES. ¿ EXISTE ALGUNA SOLUCIÓN PARA EVITAR EL PAGO?
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

Tengo un grave problema familiar. Yo soy Español, y mi mujer Alemana, estabamos viviendo en Sitges hasta hace dos semanas con una hija menor en común, hasta que en vacaciones nos peleamos y ella se fue a casa de sus padres en Alemania, llevándose a mi hija de 3 años. Ahora mi mujer, me dice que se quiere quedar allí con la niña. Que tengo que hacer para que mi hija vuelva a vivir en Sitges conmigo?

En un mundo tan globalizado como el que tenemos hoy en día, el derecho internacional privado va encontrando cada vez más cabida y trascendencia en los casuísticos habituales de nuestra sociedad, puesto que cada vez es mas común encontrar parejas de nacionalidades distintas, ya sea de Españoles con extranjeros o incluso de extranjeros de diferentes países residiendo en Catalunya de forma habitual y habiendo hijos nacidos aquí. Desgraciadamente, cuando se produce una ruptura de éste tipo de parejas, el asunto de la guardia y custodia de los menores, acostumbra a generar una solución mucho más compleja y conflictiva que la de una pareja de la misma nacionalidad residiendo en su país.

Estas situaciones relativamente nuevas para la sociedad del Siglo XXI, intentan encontrar respuesta en una legislación también mucho mas globalizada, siendo aplicable en éste caso concreto, por ser ambos ciudadanos Europeos (por ser ambos, nacionales de Estados Miembros), los reglamentos de la Unión Europea, que se encargan de conciliar todas las leyes internas de los países miembros y determinar qué tribunales son competentes y que normas hay que aplicar en cada caso.

En primer lugar, te recomiendo que antes de nada intentes ponerte en contacto con tu mujer para que vuelva de inmediato a Sitges, aunque sea solo de una forma provisional y temporal, hasta que se pueda legitimar a uno de los dos progenitores a tener la guardia y custodia de la menor en su pais de origen mediante sentencia judicial. Hasta que un juez no decida al respecto, vuestro lugar de residencia habitual es Sitges, y por lo tanto, ese es el hogar familiar de tu hija, siendo en consecuencia, el lugar donde debe volver a vivir después de sus vacaciones. De lo contrario, y en el caso en que tu mujer retenga más tiempo a tu hija sin tu consentimiento, debes advertirle que estará incurriendo en retención ilegal de la menor, hecho perseguible internacionalmente y que incluso puede acarrearle consecuencias penales.

En cualquier caso, debes ponerte en contacto con un abogado para empezar la tramitación de un proceso de divorcio, a poder ser de forma consensuada con tu mujer. En el caso de que ella desde Alemania te informe de que no va a retornar a España, se aplicarán la normas de competencia judicial internacional, es decir, se deberá dirimir que tribunal, si el Español o el Alemán, tiene la competencia para conocer éste litigio derivado de ésta situacion privada internacional. En este caso, si tu mujer sigue con la negativa de retornarte a tu hija,   creo conveniente que con caracter previo a la demanda de divorcio pongas una demanda de medidas urgentes para conseguir que tu hija retorne al que es su residencia habitual.

En el concreto ámbito de las crisis matrimoniales (nulidad, separación y divorcio), sería de aplicación el Reglamento 2201/2003 del Consejo de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones en materia matrimonial y de responsabilidad parental (conocido como Reglamento Bruselas II), y que prevalecerá siempre a la normativa interna de los estados miembros.

Si finalmente no lograis llegar a un acuerdo consensuado y os encontrais en paises diferentes, el reglamento deja muy claro que en los asuntos relativos al divorcio, la separación judicial y la nulidad matrimonial, la competencia recaerá en los órganos jurisdiccionales del estado miembro en cuyo territorio se encuentre la residencia habitual de los cónyuges , o el último lugar de residencia habitual de los cónyuges (Sitges en este caso) , siempre que uno de ellos aún resida allí.

 

En este eventual caso, tanto la demanda de medidas urgentes como la demanda de divorcio interpondrían mediante abogado y procurador ante los juzgados de Primera Instancia de Vilanova i la Geltrú, y en ese procedimiento de divorcio, el juez deberá decidir a que progenitor se le debe otorgar la guarda y custodia del menor. Igualmente, en materia de responsabilidad parental respecto a los menores, en el caso no deseable de que la madre siga reteniendo en su país a tu hija, tendrán la competencia también los Juzgados de Vilanova, puesto que son los de residencia habitual de la menor. En este sentido, aunque la madre hubiera realizado el cambio de domicilio habitual de la hija, para que éste sea efectivo y puedan tener competencia los juzgados alemanes para un procedimiento de ésta indole, tendría que haber pasado como mínimo un año desde la retención ílicita de tu hija y que en éste período de tiempo no hayas interpuesto una demanda judicial de restitución ante las autoridades españolas.

 

Por último, la atribución de la guardia y custodia del menor va a ser un asunto muy difícil de determinar, sobretodo porque a causa de la corta edad de tu hija, todavía no puede decidir por ella misma con cual de sus progenitores prefiere vivir. Lo que sí puedo decirte es que actualmente, en pro de la igualdad de géneros, la legislación española ha ida cambiando su rumbo, dejando atrás la anterior prevalencia de la madre a la hora de convivir con los hijos. Lo que sí es una certeza es que el juez no podrá en este caso abogar por una custodia compartida de ambos cónyuges, por razones obvias de la distancia, la educación y el diferente idioma de ambos paises, con lo cual, deberá decidir entre el padre o la madre como cuidador permanente. Suponiendo que finalmente no te otorgaran la guardia y custodia de tu hija debes saber que siempre tendrías el derecho de verla con una periodicidad suficiente que te permita gozar de sus visitas de una forma regular y contínua, al igual que tu hija tiene derecho de mantener una vida familiar con ambos padres. En todo caso, no te quepa la menor duda de que la decisión que se tome al respecto será siempre basada en interés del menor, el gran damnificado de éstas rupturas familiares.

 

 

 

ORIOL SANTACREU ESTEBAN.

Abogado

Col. 30187

Comments are closed.