TENGO EN VENTA UNA CASA EN SITGES DESDE HACE MÁS DE DOS AÑOS. HE ENCONTRADO, DESPUÉS DE BAJAR EL PRECIO DE FORMA CONSIDERABLE, COMPRADORES PERO SIEMPRE ES LA MISMA HISTORIA: LOS BANCOS NO LES APRUEBAN LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS. HE PENSADO EN VENDERLO A PLAZOS PERO ME DA MIEDO EL NO COBRARLOS. ¿QUE PUEDO HACER?

MI MARIDO Y EL QUE SUSCRIBE HEMOS ADQUIRIDO UNA CASA EN SITGES POR UN PRECIO DETERMINADO Y RESULTA QUE LA ADMINISTRACIÓN NOS RECLAMA UNA COMPLEMENTARIA DE I.T.P. ALEGANDO QUE LA FINCA VALE MAS DE LO QUE NOS HA COSTADO. ¿ TENGO QUE PAGAR?
noviembre 10, 2015
En la comunidad de propietarios donde resido no nos ponemos de acuerdo para la instalación de un ascensor, puesto que hay vecinos en los bajos que no quieren pagar nada, argumentando que al estar en la planta bajos nunca lo utilizarán. Otros vecinos proponen que éstos vecinos sean excluidos de participar en el pago, y otros vecinos, en cambio, exigen que éstos paguen. Cómo podemos solucionar esta situación y seguir adelante con la instalación del ascensor.
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

TENGO EN VENTA UNA CASA EN SITGES DESDE HACE MÁS DE DOS AÑOS. HE ENCONTRADO, DESPUÉS DE BAJAR EL PRECIO DE FORMA CONSIDERABLE, COMPRADORES PERO SIEMPRE ES LA MISMA HISTORIA: LOS BANCOS NO LES APRUEBAN LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS. HE PENSADO EN VENDERLO A PLAZOS PERO ME DA MIEDO EL NO COBRARLOS. ¿QUE PUEDO HACER?

Desde luego que hasta que las entidades financieras no empiecen a volver a prestar dinero la situación económica del país no va a dar señas de recuperación.

 

Esta situación en la que te encuentras, en estos momentos, es el pan nuestro de cada día. Personas que están interesadas en comprar y que sin embargo ven sesgadas sus intenciones por la negativa de los entes financieros. Es cierto que en muchas ocasiones los préstamos no pueden ser concedidos puesto que la capacidad económica de los solicitantes o sus garantías son limitadas pero también es bien cierto que esta situación ya se daba en años anteriores y sin embargo las entidades financieras hacían la vista gorda por el simple ejercicio de la usura y la irresponsabilidad, concediendo préstamos hasta del ciento veinte por cierto a cualquiera que los solicitase.

 

Pero bien, en tu caso concreto, si estás dispuesto a realizar la venta a plazos no puedo más que recomendarte la venta con condición resolutoria, modalidad muy extendida en la década de los años 70 y 80. Esta figura jurídica tiene una finalidad muy clara: hasta que el comprador no pruebe que ha pagado hasta el último plazo no puede levantar esta carga del Registro de la Propiedad, lo que le impide transmitirla o hipotecarla, entre otras cosas, sin tú consentimiento o, por el contrario, con la asunción de la condición por parte del tercero que entra en escena.

 

Con la condición resolutoria puedes pactar que en el caso de impago de algún recibo o más, según te convenga, puedas recuperar la propiedad de lo enajenado. Además puedes pactar penalizaciones por incumplimiento tales como que el comprador al incumplir con algún plazo pierda el total de lo ya pagado o, por lo menos, una parte de ello.

 

Una cuestión importante a tener en cuenta: el comprador debe guardar meticulosamente todos los pagos realizados puesto que de lo contrario no podrá levantar la carga registral de la condición resolutoria sin la comparecencia del vendedor manifestando haber cobrado. Si el vendedor perece o se extingue (caso de ser el vendedor una persona jurídica) tendrás que promover un expediente judicial que siempre te resultará más costoso.

 

Por lo tanto, quizás debamos volver a la fórmula que emplearon nuestros padres para adquirir su tan preciada vivienda. Esta fórmula podría desatascar algunas promociones inmobiliarias ya que esta práctica estaba muy extendida en la venta de obra nueva.

 

 

Carlos Pérez i Bernalte.

Comments are closed.