SOMOS UN MATRIMONIO DE HOMBRES. NUESTRO MÁXIMO OBJETIVO COMO PAREJA ES FORMAR UNA FAMILIA CON UN HIJO GENÉTICAMENTE NUESTRO. UNA AMIGA NUESTRA SE HA OFRECIDO A AYUDARNOS TENIENDO EL HIJO.¿ QUÉ GARANTÍAS TENEMOS PARA FORMAR ESTA FAMILIA HOMOPARENTAL? ¿ ESTAMOS LEGITIMADOS LEGALMENTE PARA ELLO?.

ME ACABA DE COMUNICAR EL PROPIETARIO DEL LOCAL QUE TENGO ARRENDADO DESDE HACE MÁS DE SETENTA AÑOS (ME SUBROGUÉ EN LOS DERECHOS DE MIS ANTEPASADOS) QUE TENGO QUE ABANDONARLO PUES LA LEY DE ARRENDAMINETOS URBANOS LO DA POR EXTINGUIDO. ¿TENGO QUE CERRAR MI NEGOCIO DE TODA LA VIDA YDEJAR EN LA CALLE A MIS EMPLEADOS?
noviembre 10, 2015
ESTOY DIVORCIADO DESDE HACE UN AÑO, TENGO UN HIJO MENOR DE EDAD POR EL QUE PAGO UNA PENSIÓN DE ALIMENTOS. MI EX PAREJA ME HA RECLAMADO, AL MARGEN DEL PAGO DE ESTA PENSIÓN, QUE LE ABONE LA MITAD DE LOS GASTOS DE LIBROS ESCOLARES, CLASES DE MÚSICA Y LA ACTIVIDAD EXTRAESCOLAR DE FÚTBOL. EL CONVENIO QUE FIRMAMOS NO ESPECIFICA QUÉ GASTOS SON A MEDIAS Y CUÁLES ENTRAN EN LA PENSIÓN DE ALIMENTOS.
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

SOMOS UN MATRIMONIO DE HOMBRES. NUESTRO MÁXIMO OBJETIVO COMO PAREJA ES FORMAR UNA FAMILIA CON UN HIJO GENÉTICAMENTE NUESTRO. UNA AMIGA NUESTRA SE HA OFRECIDO A AYUDARNOS TENIENDO EL HIJO.¿ QUÉ GARANTÍAS TENEMOS PARA FORMAR ESTA FAMILIA HOMOPARENTAL? ¿ ESTAMOS LEGITIMADOS LEGALMENTE PARA ELLO?.

Hay que tener en cuenta que el matrimonio entre personas del mismo sexo es relativamente nuevo es España, pues la Ley que así lo permite es del año 2005, siendo el primer matrimonio gay celebrado en nuestro País el 11 de julio del mismo año, y por lo tanto existe todavía cierto desconocimiento en cuanto a efectos derivados del mismo en términos fiscales, de registro civil, hereditarios, etc. La posibilidad de formación de una familia “homoparental” también es una cuestión desconocida para muchas parejas, y como ejemplo de ello vuestra propia pregunta, pues quizá exista una cierta confusión con la posibilidad de adopción por un matrimonio gay, cuestión muy distinta a la que planteáis.

De antemano entenderemos que en España no podéis formar una familia en la forma planteada, es decir, siendo uno de vosotros padre genético y el otro padre adoptivo, con renuncia de la madre a sus derechos y obligaciones. Cuando os referís a contratar, sea de forma onerosa o gratuita, a una mujer con el fin de que geste a vuestro futuro hijo tengo que deciros que la legislación española no lo permite en absoluto. En España, y gran parte de Europa, no se permite que la madre, por medio de contrato, pueda renunciar a la maternidad del bebé, primando la relación-obligación del progenitor frente a la voluntad de las personas. Cualquier tipo de contrato o convenio, e incluso cualquier acuerdo relativo al régimen de guarda y custodia que pretenda la desvinculación parental de la madre será declarado nulo de pleno derecho, pues reiteramos que la legislación actual lo prohíbe de pleno. Consecuentemente con esta situación jurídica puede llegar a pasar es que una vez que el niño nazca la madre no solo no quiera desvincularse parentalmente con el recién nacido, sino que, además de quedarse al cuidado del mismo, además os solicite una pensión de alimentos. Dicho de otro modo, no sólo no conseguiríais vuestro objetivo de ser padres y disfrutar plenamente de esta condición, pues os tendríais que contentar con un régimen de visitas de fines de semana alterno y demás, sino que además estaríais obligados a pagar a la madre los gastos de cuidado y manutención del hijo en función de vuestro poder adquisitivo hasta su mayoría de edad.

Llegados a este punto y para poder alcanzar ese sueño que seguro para vosotros representa ser padres y poder así formar una familia en toda regla, vuestro planteamiento será válido sólo en algún país donde la legislación proteja vuestros intereses, siendo uno de los lugares más avanzados jurídicamente en este tema los Estados Unidos, especialmente el Estado de California.

Si lo que queréis es máxima seguridad os recomiendo que acudáis a alguna agencia especializada en este tipo de procesos puesto que son muchos factores los que hay que tener en cuenta a la hora de prepararlo todo, desde conocer a la futura madre que gestará a vuestro hijo, pasando por elegir a la donante de los óvulos (recomendable del todo que éstas sean personas distintas por lo evidente), la clínica donde se procederá a la fecundación, e incluso al abogado en el País de la gestación, que redactará todos los contratos que regularán la relación vuestra con todos ellos. En este sentido recomiendo absolutamente que todo este proceso cuente con el asesoramiento desde el País de origen, es decir, desde aquí, y en este sentido contamos con uno de los mejores especialistas en asesoramiento de gestación por subrogación en Barcelona, Sebastián Expósito, profesional que os podrá guiar durante todo el proceso.

Obviamente, todo ello conlleva unos costes importantes pero dan la plena seguridad de que todo, desde el punto de vista jurídico, no ofrezca inseguridad alguna. El único inconveniente, relativo, en este proceso, será nuevamente en España, pues vuestro hijo, plenamente reconocido en Estados Unidos con sus dos padres o sus dos madres, al llegar a nuestro País, topará con una legislación relativa al Registro Civil que nuevamente sólo reconocerá a uno de los dos padres, y claro está, a la madre biológica. Una opción para superar este último escollo será inscribir al nene con el padre natural de uno e inscribir al otro padre como adoptivo. Al fin y al cabo tendrá absolutamente los mismos derechos, que es de lo que se trata. No podemos exigir a determinados Registradores que inscriban de la primera manera mencionada a menos que nuestros legisladores realicen cambios en las correspondientes leyes, y para ello me consta que ya existen ciertos movimientos sociales que pretenden sensibilizar a la sociedad y provocar cambios normativos tanto en lo relativo al Registro Civil, como para regular propiamente los procesos de subrogación en España, regulación que supondría aceptar una realidad, y evitaría que cientos de parejas españolas, heterosexuales y homosexuales, tengan que acudir a lejanos países (EEUU, India, etc.), con legislaciones mucho más avanzadas, para formar sus familias, que paradójiamente luego serán familias “españolas”.

Carlos Pérez i Bernalte.

Abogado

Comments are closed.