PUEDO NEGARME A SOMETERME A UN CONTROL RUTINARIO DE ALCOHOLEMIA? SI ACEPTO REALIZAR LA PRUEBA Y ÉSTA RESULTA POSITIVA PUEDEN LOS AGENTES INMOVILIZAR MI VEHÍCULO?. PUEDO SER CONDENADO A PRISIÓN POR CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL?.

HACE YA ALGÚN TIEMPO ESCUCHÉ QUE IBAN A PROPONER MODIFICAR LAS FECHAS DE LOS FESTIVOS DEL CALENDARIO CON EL OBJETIVO DE PASAR LOS DÍAS FESTIVOS INTERSEMANALES ACERCÁNDOLAS AL FIN DE SEMANA. ¿ HAY ALGO DE CIERTO?
noviembre 10, 2015
HE PRESTADO DINERO A UN AMIGO Y AHORA ME DICE QUE NO PUEDE DEVOLVÉRMELO. ¿QUE PUEDO HACER?
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

PUEDO NEGARME A SOMETERME A UN CONTROL RUTINARIO DE ALCOHOLEMIA? SI ACEPTO REALIZAR LA PRUEBA Y ÉSTA RESULTA POSITIVA PUEDEN LOS AGENTES INMOVILIZAR MI VEHÍCULO?. PUEDO SER CONDENADO A PRISIÓN POR CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL?.

Nos planteas un tema sobre el que afortunadamente existe mucha sensibilidad social, la seguridad vial y la posible repercusión de la relación vehículo – alcohol en cuanto a los accidentes de circulación. No podemos negar que tanto el consumo de alcohol como el de sustancias estupefacientes se encuentran detrás de un número importante de accidentes, por lo que la conducción ya sea de un automóvil como de un ciclomotor o motocicleta debe realizarse con las facultades psicofísicas normales. Como decimos, afortunadamente las políticas de priorización de la seguridad vial están dando sus frutos, y prueba de ello es que en España en 2010 -incluyendo las cifras de fallecidos en carretera y zona urbana 30 días después del accidente-, se dejaron la vida en la carretera 2.470 personas frente a las 5.500 de 2001. Asimismo, ese año hubo 12.000 heridos graves, un 55% que los 26.500 de 2001. De estas cifras cabe tener en cuenta, sin embargo, que el 42% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en 2010 dieron positivo por alcohol, drogas o psicofármacos, un porcentaje que se reduce al 38% en el caso de los peatones que perdieron la vida en el asfalto el año pasado. La mayoría de los conductores fallecidos, el 73%, superaba la tasa permitida del alcohol, un 29% había tomado drogas, y casi un 20 por ciento psicofármacos. De hecho, más del 76% de los conductores que dieron positivo por alcohol superaban la tasa de 1,2 gramos por litro de sangre, límite para castigar como un delito la ingesta de alcohol al volante.

 

En nuestro ordenamiento jurídico está previsto, y castigado, el hecho de conducir un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas. En lo que respecta al alcohol debemos tener en cuenta que siempre que de los resultados que realicen los agentes de la autoridad en los correspondientes controles se obtenga un resultado de una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro el conductor puede ser castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con una multa se seis a doce meses, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. Todos los conductores de vehículos y de bicicletas quedan obligados a someterse a las pruebas que se establezcan para la detección de las posibles intoxicaciones por alcohol. Igualmente quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en algún accidente de circulación. No olvidemos que los agentes podrán realizar la prueba siempre que dicho conductor intervenga en un accidente de circulación, o incluso simplemente cuando se aprecie por los agentes que un conductor muestra síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

 

No debemos olvidar que si al realizar la prueba ésta da resultado positivo se someterá al interesado, para una mayor garantía y a efecto de contraste a la práctica de una segunda prueba de detección alcohólica por el aire espirado, mediante un procedimiento similar al que sirvió para efectuar la primera prueba, transcurriendo un tiempo mínimo de 10 minutos.

 

Si el resultado de la segunda prueba practicada por el agente, o el de los análisis efectuados a instancia del interesado, también fuera positivo, además de la correspondiente denuncia el agente podrá proceder a la inmediata inmovilización del vehículo, a no ser que pueda hacerse cargo de su conducción otra persona debidamente habilitada, a ser posible, mediante su precinto u otro procedimiento efectivo que impida su circulación.

En caso de que los límites de la prueba supongan las sanciones penalmente establecidas se procederá por el agente a la tramitación de un atestado policial, que se tramitará por el juzgado de guardia en un procedimiento de juicio rápido, pudiendo interesarse la detención y puesta a disposición judicial, o bien ser emplazado para el correspondiente juicio rápido. Tampoco debemos olvidar que la negativa a someterse a las pruebas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas puede ser sancionada con una pena de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

Por lo tanto, lo recomendable

Comments are closed.