HE PRESTADO DINERO A UN AMIGO Y AHORA ME DICE QUE NO PUEDE DEVOLVÉRMELO. ¿QUE PUEDO HACER?

En primer lugar, damos por supuesto que el préstamo se encuentra documentado, es decir, que habéis formalizado un contrato en el que queda establecido de forma clara quien es el que presta el dinero, y quién lo recibe, el importe del préstamo, así como el interés de devolución y el plazo de tiempo para devolverlo. Si bien estas son las condiciones elementales que deben regir en un préstamo no estará de más que pueda complementarse con otras condiciones tendentes a garantizar el pago, como por ejemplo que, en caso de impago de una cuota, podrá ser reclamado el préstamo por entero.

 

 

Pues bien, en primer lugar debo decirte que ante esta situación debes elegir entre dos opciones, o esperar a que tu amigo te pueda pagar, caso que seguramente no ocurrirá, o acudir a los Tribunales de Justicia. En la mayoría de los prestamos actuales entre particulares la única forma de intentar recuperar el dinero es mediante la vía judicial.

 

 

También será importante, a la hora de reclamar judicialmente la devolución del dinero prestado, la forma en que hayamos formalizado el préstamo. En caso de haber recogido el préstamo en instrumento público (siempre más recomendable por sus garantías y seguridad) el proceso judicial será ejecutivo, siempre mucho más rápido, y seguramente eficaz, que el procedimiento declarativo al que deberíamos recurrir en el caso de haber formalizado el préstamo en un documento privado.

 

Por último, hay que tener en cuenta que cuando una persona acude a un amigo para pedirle prestado dinero, es porque ya ha recurrido con anterioridad al banco, a sus padres, a su esposa-o, a sus hermanos… y éstos o bien ya le han prestado y no han cobrado o simplemente no se lo dan. Es decir, su poder de devolución es mínimo y por lo tanto lo prestado corre peligro de no ser devuelto.

 

Por lo tanto, en resumidas cuentas, cuando un amigo te pida dinero te aconsejo que pierdas el amigo, pues siempre será mejor que perder el amigo y el dinero.

Comments are closed.