El mes pasado entraron a robar en mi casa y hemos tomado la decisión de instalar cámaras de video vigilancia en el jardín, pero un vecino me comenta que no puedo instalarlas si la cámara enfoca a la calle, y tampoco puedo captar imágenes de personas como podrían ser los vecinos, ¿es eso cierto?

HE PRESTADO DINERO A UN AMIGO Y AHORA ME DICE QUE NO PUEDE DEVOLVÉRMELO. ¿QUE PUEDO HACER?
noviembre 10, 2015
MI MARIDO Y YO HEMOS DECIDIDO ACABAR CON NUESTRA RELACIÓN SENTIMENTAL, TENEMOS UN HIJO EN COMÚN, QUEREMOS LA CUSTODIA COMPARTIDA PERO NO SABEMOS COMO GESTIONARLO. ¿ ES NECESARIO QUE QUEDE POR ESCRITO? ¿ CÓMO NOS ORGANIZAREMOS CUANDO TENGAMOS CADA UNO AL NIÑO? ¿ QUIÉN DEBE QUEDARSE LA VIVIENDA HABITUAL SI LA CUSTODIA ES COMPARTIDA?
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

El mes pasado entraron a robar en mi casa y hemos tomado la decisión de instalar cámaras de video vigilancia en el jardín, pero un vecino me comenta que no puedo instalarlas si la cámara enfoca a la calle, y tampoco puedo captar imágenes de personas como podrían ser los vecinos, ¿es eso cierto?

Quería lectora, hoy en día es una práctica muy frecuente que los ciudadanos instalen cámaras de video vigilancia en sus viviendas particulares debido al gran incremento de robos.

En primer lugar, los principios vigentes en materia de protección de datos personales son de aplicación al uso de las cámaras, videocámaras y a cualquier medio técnico análogo, que capte y/o registre imágenes, ya sea con fines de vigilancia u otros en los supuestos en los que exista una grabación, captación, transmisión, conservación o almacenamiento de imágenes, incluidas su reproducción o emisión en tiempo real un tratamiento que resulte de los datos personales relacionados con aquellas siempre que tales actividades se refieran a datos personas identificadas o identificables.

Si las videocámaras se instalan con la finalidad de garantizar la seguridad de la vivienda deberá cumplirse el principio de proporcionalidad, particularmente cuando se trate de espacios comunes en comunidades de propietarios, urbanizaciones privadas o cuando afecte al personal de servicio doméstico. La instalación de videocámaras no se justifica en todos los casos, sino solo en aquellos supuestos en los que la finalidad de vigilancia no pueda satisfacerse mediante otros medios que, sin que exijan unos esfuerzos desproporcionados, resulten menos invasivos para la intimidad de las personas, por lo que habrá de estarse en cada caso concreto.

Cualquier medida restrictiva de derechos fundamentales, entre ellas las que supongan una injerencia en los derechos a la integridad física y a la intimidad viene determinada por la estricta observancia del principio de proporcionalidad. Es necesario que se cumplan estos tres requisitos para saber si es legal: 1- si colocar la cámara es susceptible de conseguir el objetivo propuesto, 2-si es necesaria, en el sentido que no exista otra medida mas moderada para la consecución de tal propósito con igual eficacia, y finalmente si la misma es ponderada o equilibrada por derivarse de ella mas beneficios o ventajas para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto.

En suma, en la viabilidad de la instalación de sistemas de videocámaras, será necesario ponderar los bienes jurídicos protegidos. Por tanto, toda instalación deberá respetar el principio de proporcionalidad, lo que en definitiva supone, siempre que resulte posible, adoptar otros medios menos intrusivos la intimidad de las personas, con el fin de prevenir interferencias injustificadas el los derechos y libertades fundamentales. Es decir, la utilización de estos sistemas debe ser proporcional al fin perseguido, que en todo caso deberá ser legítimo.

Para la instalación de cámaras de seguridad en un inmueble que grave a todos los vecinos que por él transitan se debe tener en cuenta la necesidad de inscribir un fichero de video vigilancia en AEPD si se graban las imágenes (en caso contrario no seria necesario hacerlo); colocar carteles informativos en un lugar visible, poner a disposición de los interesados impresos de ejercicios de derechos de acceso, cancelación u oposición, contar con una empresa de seguridad habilitada para instalar las cámaras en el caso de que estén conectadas a una central de alarma, y suscribir con esta empresa, un acuerdo de acceso a datos por cuenta de terceros, cumplir con las medidas de seguridad de nivel básico, y proceder a la cancelación de los ficheros de video vigilancia en el plazo de un mes.

Además, pueden tomarse imágenes parciales y limitadas incluso de las vías públicas cuando resulte imprescindible para la finalidad de vigilancia que se pretende, o resulte imposible evitarlo por razón de ubicación de aquellas.

 

 

Marta Sagués Pérez

Abogada I.C.A.B.

Comments are closed.