Soy usuaria de los túneles del garraf. este año he podido comprobar que el peaje ha subido muy por encima del incremento del i.p.c. ¿es eso legal?

Por desgracia, para todos aquellos que pagamos el peaje de los túneles y aquellos otros que no lo hacen por verse obligados a transitar por las costas para ahorrar costes, si.

 

En primer lugar, debemos entender el funcionamiento de las concesiones de las autopistas de pago. El Gobierno o el Govern autoriza la construcción a un grupo generalmente del ámbito privado con el fin de que construyan aquellas infraestructuras cuyo coste de construcción no puede ser asumido, supuestamente, por el Estado. En contraprestación reciben la concesión durante un tiempo limitado más bien largo (de media 50 años) para que puedan explotar económicamente la infraestructura. Para ello la empresa concesionaria establece unas tarifas de uso para los ciudadanos (peaje), que año tras año van incrementando según lo pactado en el convenio de concesión.

 

Es comprensible que, en tiempos de crisis, el ciudadano se crispe y llegue a molestarse pues mientras que todos estamos sometidos por las leyes del mercado (oferta y demanda) y no nos queda más remedio que apretarnos el cinturón e, incluso, llegar a tener que bajar precios en nuestros negocios (ejemplos claros son los comerciantes del sector de la hostelería o del textil), por el contrario las instituciones públicas incrementan los precios de empresas públicas o participadas, muy por encima del I.P.C., no solo en los peajes de autopistas, si no en sectores de “primera necesidad” para el ciudadano como son el transporte público (incrementos del 7%), o las tasas que hay pagar en tráfico, por ejemplo, para realizar transferencias de vehículos usados (12%) o renovaciones del permiso de conducir, entre otros.

 

Especialmente en Catalunya tenemos la asignatura pendiente de las autopistas de pago. Me causa gran indignación que habiendo necesitado durante décadas la ayuda de diputados catalanes para la elección y formación de los sucesivos gobiernos españoles no se haya incluido en las negociaciones la supresión de las concesiones administrativas por medio del pago de las mismas, sobretodo en épocas en las que se han llenado la boca hablando del superávit del erario del Estado.

 

Nuestros gobernantes deberían tener en cuenta no solo la importancia que tendría una movilidad mayor en el territorio de personas y mercancías la eliminación de los peajes, sino la cantidad de fallecimientos y heridos que podrían evitarse. Es preferible, incluso, soportar alguna que otra caravana en fechas y horas claves si con ello se evita tan solo la muerte de una persona. Es más, si esa circunstancia se diera, la supresión de los peajes, haría de las costas del Garraf un lugar idílico, ausente de vehículos, y gozaría de una gran seguridad para la práctica del ciclismo (costumbre sana y muy arraigada).

 

Por lo tanto, mientras que no se produzca un cambio de política, que hoy por hoy parece del todo imposible por la grave depresión en la que nos encontramos, la única posibilidad es la de la pataleta, y para ello ya corre por Internet una plataforma sensibilizada con el asunto, apúntante!!!

 

Carlos Pérez i Bernalte

Comments are closed.