Estoy pensando en iniciar los tramites para el divorcio, pero tengo miedo de cómo va a ser mi situación económica después de todo, puesto que he dedicado los 12 años del matrimonio al cuidado de la casa y al de mis 2 hijas, que todavía son menores de edad. La situación con mi marido es insostenible, pero si me divorcio, tendré que encontrar yo sola un trabajando fuera del hogar, con las dificultades que se plantean hoy en día. Le podría exigir algún tipo de compensación a mi marido por haber cuidado estos años de la casa e hijos que tenemos en común? En caso de que fuera posible, qué cantidad tengo derecho a recibir para poder mantener mi nivel de vida y a la vez tener tiempo de encontrar trabajo?

EL JUZGADO ME HA COMUNICADO QUE UN CLIENTE, QUE ME DEBÍA DINERO, HA PRESENTADO SUSPENSIÓN DE PAGOS. MI PREGUNTA ES ¿ VALE LA PENA RECLAMAR LA DEUDA?
noviembre 10, 2015
Soy usuaria de los túneles del garraf. este año he podido comprobar que el peaje ha subido muy por encima del incremento del i.p.c. ¿es eso legal?
noviembre 10, 2015
Mostrar todo

Estoy pensando en iniciar los tramites para el divorcio, pero tengo miedo de cómo va a ser mi situación económica después de todo, puesto que he dedicado los 12 años del matrimonio al cuidado de la casa y al de mis 2 hijas, que todavía son menores de edad. La situación con mi marido es insostenible, pero si me divorcio, tendré que encontrar yo sola un trabajando fuera del hogar, con las dificultades que se plantean hoy en día. Le podría exigir algún tipo de compensación a mi marido por haber cuidado estos años de la casa e hijos que tenemos en común? En caso de que fuera posible, qué cantidad tengo derecho a recibir para poder mantener mi nivel de vida y a la vez tener tiempo de encontrar trabajo?

Apreciada lectora, entiendo perfectamente tus dudas y tus miedos a la hora de afrontar una decisión tan importante como a la vez dramática en la vida familiar de las personas como es la del Divorcio, y sobretodo más aún cuando una de las dos personas pueden quedar en un claro desequilibrio económico con respecto a la otra parte, como probablemente sería tu caso. Ciertamente esta desigualdad de ingresos económicos, es una situación que se da numerosas veces en nuestra sociedad, y que puede afectar negativamente, de forma muy especial, en aquellas autonomías que hagan primar el régimen económico matrimonial de separación de bienes como es el caso de Catalunya. Por ello, los legisladores han querido resolver definitivamente éste conflicto mediante la promulgación del Libro II del Código Civil de Catalunya, que por cierto entró en vigor éste mes de enero.

 

Concretamente lo que hace ésta Ley Autonómica es establecer, a parte de las pensiones alimenticias para los hijos, dos tipos de compensaciones al cónyuge mas afectado a nivel económico por la ruptura. En primer lugar regula la antigua pensión compensatoria, llamada ahora “prestación compensatoria”, que es aquella a la que tiene siempre derecho el cónyuge que como consecuencia de la ruptura de la convivencia resulte mas perjudicado económicamente. Por otro lado, el Libro II regula de una forma mas expresa y extensa el antiguo artículo 41 del Código de Familia, estableciendo una “compensación económica por razón de trabajo” para aquél cónyuge que haya trabajado en la casa sustancialmente mas que el otro o se haya dedicado al cuidado de los niños.

 

Ésta compensación no hace mas que hacer justicia a una de las situaciones que siempre ha creado mas controversia ya no solo en el ámbito del derecho matrimonial, sinó también en el laboral, donde desgraciadamente, la mujer que ha dedicado su vida a su hogar, todavía no tiene reconocidos los derechos que sí tienen los demás trabajadores. Ahora bien, llegados a este punto, la gran pregunta para todos es: -Trabajar para la casa y el cuidado de los niños, es realmente un trabajo? La acepción del término trabajo obviamente es muy amplia, pero a mi modo de ver, lo que ha pretendido la nueva ley es armonizar y  unificar el concepto “trabajo” realizado en el ámbito familiar con el que se realiza fuera de él, teniendo ambos como objetivo común el poder hacer frente a las cargas familiares. Por esto, si observamos el texto de la nueva ley Catalana, parece claro que la respuesta que se da por los legisladores a la pregunta formulada, es afirmativa, al menos desde el punto de vista familiar, puesto que como digo, se pretende compensar, y a su vez poner al mismo nivel, las tareas que realiza uno de los cónyuges fuera de la casa, y que crean un incremento patrimonial familiar, con las tareas realizadas por el otro cónyuge dentro del hogar familiar, que en cambio no lo genera.

De hecho, si bien es cierto que las tareas que ejercen las llamadas “amas de casa”, no provocan directamente un incremento patrimonial, suponen en realidad un notable ahorro de algunas de las cargas familiares como pueden ser por ejemplo, la contratación de una mujer de limpieza para la casa o el pago de una canguro para los menores, así como otras figuras laborales diferentes que se deben contratar en las casas si no se ocupan ninguno de los miembros familiares. Por lo tanto, podríamos decir que la nueva ley consigue con acierto compensar el trabajo realizado durante tanto tiempo en el hogar en beneficio de la familia, y en virtud de ello podrás solicitar la compensación económica por razón de trabajo.

 

El gran problema que generaba anteriormente la aplicación de ésta compensación era que tenía una regulación muy escueta en el antiguo código de familia, y no se especificaba de que forma debía realizarse el cálculo de la cantidad compensatoria y que requisitos debía cumplir la persona solicitante, con lo cual, quedaba la determinación final de la cuantía, en las manos discrecionales de un juez, teniendo éste último, un amplio margen de decisión final. El nuevo Código Civil Catalán sí que fija unas normas para el cálculo de dicha cuantía y además limita la compensación económica a una cuarta parte de la diferencia entre los aumentos del patrimonio de los cónyuges.

 

La cantidad que percibirías como compensación por los trabajos que has realizado al frente del hogar dependerá de la duración de dichos trabajos, en tu caso 12,   y la intensidad de dedicación, que queda probada por el hecho de que además de hacerte cargo de todas las tareas de casa, has tenido que criar a tus dos hijos. Además, se deberá hacer un cálculo del patrimonio de cada uno de los cónyuges.

 

Como puedes ver, amiga lectora, en este caso la Ley no te va a dejar desamparada ante una situación como ésta, y te va a permitir tomar la decisión que realmente quieras tomar sin que tengas ningún tipo de condicionante externo como puede ser el aspecto económico. De todos modos, te recomiendo que ante todo, tomes la decisión que tomes, intenta que sea siempre de una forma amistosa, y que afecte lo menos posible al desarrollo social e intelectual de los menores, pensando siempre en el beneficio de ellos.

 

Un saludo y mucha suerte para éste año 2.011 que empieza.

 

 

 

 

ORIOL SANTACREU ESTEBAN

Abogado

Col. 30.187

Comments are closed.